Devocional 1 de Octubre 2018

VIENDO AL INVISIBLE


HEBREOS 11:27 "Por la fe dejó a Egipto, no temiendo la ira del rey; porque se sostuvo como viendo al Invisible". 


En el hermoso capítulo 11 de la carta a los Hebreos encontramos un compendio de hombres y mujeres que por su fe fueron y son ejemplo de fe. Entre los personajes exaltados por dicha virtud está Moisés, y el Espíritu Santo a través del autor del libro dedica seis versículos, desde el 23 hasta el 30, para exponer las razones por las cuales fue tenido en cuenta como exponente de la fe.

El texto citado destaca tres de estas razones:

• Dejó a Egipto: Es decir abandonó su lugar de confort, aceptó el reto de iniciar, y como líder de un pueblo grande y difícil, un viaje a lo desconocido.
• No temiendo a la ira del rey: El imperio egipcio era para la época el más grande y poderoso, sus ejércitos poseedores de diversos recursos de ataque y defensa, su rey, el Faraón, además de gobernante era considerado dios y por tanto sus órdenes eran ley de estricto cumplimiento, no era un enemigo menor. Moisés lo enfrentó, empoderado por el Espíritu de Dios, lleno de fe.
• Porque se sostuvo como viendo al Invisible: Parece un contrasentido, o por lo menos un error gramatical. ¿Cómo así que se sostuvo como viendo al Invisible?

Moisés sabía que su Dios, nuestro Dios, no necesita representación física de su existencia, de hecho Él mismo prohibió hacerlas (Éxodo 20:4-6) él conocía de Dios y conocía a Dios no por un referente idolátrico sino por su propia experiencia; había sido formado por sus padres judíos en su primera infancia, adulto había escuchado su voz y la manifestación de su Gloria en el Sinaí y ahora era testigo de sus prodigios y señales.

El nombre de Dios que aparece en el texto, el Invisible, es mencionado únicamente en este versículo, pero la invisibilidad de Dios es uno de sus atributos referidos a lo largo de La Escritura y Moisés lo sabía, su fe lo sostuvo porque el miraba y veía a Dios, el Invisible, pero el Eterno presente, el creador misericordioso y omnipotente, el Dios vivo.

REFLEXIÓN:
Como Moisés perseveremos en la fe, la mirada puesta en el Invisible ha de ser nuestra meta hoy y cada día.


Escrito por:
Myriam González de Bohórquez
Docente y Tutora del IBPS

Lo expresado en los "Devocionales" representa la opinión de los escritores y no necesariamente de los directivos.