Devocional 3 de Febrero 2018

¿CUÁL ES LA PRIORIDAD?


JUAN 4:23   Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.

Este versículo corresponde al dialogo que el Señor sostuvo con la mujer samaritana y es una enseñanza y una advertencia para quienes le conocemos y declaramos ser sus seguidores. En esta oportunidad el Señor quiere enseñarle a la mujer que no es el lugar de adoración lo importante sino la actitud del corazón.

Es como toda la Palabra una enseñanza diaria para todas las generaciones, además de que el lugar no es lo importante, Jesucristo enseña:

∞ Dios es Espíritu: No es un ser físico limitado a un lugar o a un tiempo.

∞ Los que le adoran: Indica una acción permanente, un estilo de vida, indica que la adoración se ofrece con el diario vivir, no solamente con los cánticos dominicales.

∞ En espíritu y verdad es necesario que le adoren: No es donde ni cuando lo importante de la adoración, es cómo y Él mismo lo enseña: En espíritu y en verdad, es decir con mi ser guiado por el Espíritu Santo y sin engaño, sinceramente, con integridad de mente y corazón.

Ya entendido cómo debe ser la adoración, es necesario priorizarla sobre todas las demás acciones de la vida cristiana. A veces pensamos y hasta creemos que lo más importante es lo que hacemos para el Señor. ¡Gran equivocación! La prioridad es adorarle no hacer cosas. La Escritura enseña que el centro de nuestra fe es lo que Dios ha hecho por nosotros no lo que nosotros hacemos para Él. ¡La prioridad es adorarle en Espíritu y verdad!.

Pero cuidado, no quiere decir que dejemos de servirle, no, el servicio se desprende de una genuina adoración, no es al contrario. Cuando aprendemos y entendemos la verdadera adoración, el servicio es una manifestación, no lo primero.

REFLEXIÓN:
Hoy es el día que hizo el Señor para adorarle en espíritu y verdad. Hoy la prioridad es que mi vida sea un sacrificio vivo de adoración y alabanza.


Escrito por:
Myriam González de Bohórquez
Docente y Tutora del IBPS

Lo expresado en los "Devocionales" representa la opinión de los escritores y no necesariamente de los directivos.