Devocional 3 de Octubre 2018

LA ALEGRÍA DE ENTENDER


NEHEMÍAS 8:12 "Y todo el pueblo se fue a comer y a beber, y a obsequiar porciones, y a gozar de grande alegría, porque habían entendido las palabras que les había enseñado".


Esta escena corresponde a un importante día en la vida de los judíos que volvieron del exilio de Babilonia; luego de la reconstrucción del muro dirigida por Nehemías, él mismo, el sacerdote Esdras y los levitas se reúnen con el pueblo para leer el libro de la Ley. La Escritura narra que el pueblo estaba atento, escuchaba y guiado por Esdras levantaron manos, se humillaron y adoraron a Dios.

Es importante resaltar que de manera especial el Espíritu de Dios hacía que el pueblo entendiera lo que Esdras y los levitas leían; no era una reunión rutinaria, era una congregación atenta y ansiosa de conocer y recordar La Palabra dada por Dios.

Este día marca el inicio de un avivamiento entre quienes habían retornado del exilio; cuando entendieron la voluntad del Señor su corazón se avivó, renació el amor por Dios y la gratitud por su obra. Pasaron del llanto y el lamento al gozo y a la fraternidad.

Entender la Palabra generó un cambio; trajo esperanza, paz, comunión (koinonía) gozo, arrepentimiento, obediencia; entender La Ley produjo conversión, y avivamiento.

REFLEXIÓN:
Solamente el Espíritu Santo puede traer convicción y entendimiento; pidamos en oración su ayuda para entender y gozarnos con la lectura y el entendimiento de La Palabra.


Escrito por:
Myriam González de Bohórquez
Docente y Tutora del IBPS

Lo expresado en los "Devocionales" representa la opinión de los escritores y no necesariamente de los directivos.