Devocional 25 de Marzo 2018

SU MANIFESTACIÓN


JUAN 14:21   El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.

Además del amor del Padre y del mismo Señor Jesucristo, Él promete manifestarse (darse a conocer, dice otra versión) a quienes conocen y guardan sus mandamientos.

Veamos qué significa su manifestación. El término griego se forma de dos vocablos en y phaino que combinados connotan: ser visto, presentarse uno mismo a la vista de otro, hacerse visible, revelarse y más estrictamente,  hacer que brille. Así que aquí El Señor lo que claramente dice es que Él se revela a quienes creemos y le obedecemos.

Es impactante, por no decir menos, que Él en su majestad se revelara a nosotros, que el brillo de su presencia sea propicio a nuestra vida. Ahora bien podemos preguntar ¿Qué es lo que debo obedecer? ¿Cuáles son sus mandamientos? La respuesta es oír, atender, estudiar, obedecer su Palabra.

La manifestación de amor hacia Dios rebasa las largas oraciones, los entonados cantos, los ministerios florecientes, las disciplinas cristianas; van mucho más, implica compromiso y acción, se evidencia en una vida de integridad, pero también en declarar, en dar a conocer el mensaje de salvación. Es la fe en acción de la que habla Santiago 2:26.


REFLEXIÓN:
Disfrutemos del amor de Dios y de la manifestación del Señor, pero seamos consecuentes; que su brillo no sea opacado por pecado o por negligencia.


Escrito por:
Myriam González de Bohórquez
Docente y Tutora del IBPS

Lo expresado en los "Devocionales" representa la opinión de los escritores y no necesariamente de los directivos.